Tafí: La hermosa del Valle

Tafí del Valle se encuentra en la provincia argentina de Tucumán, separada de su capital por 107 kms. y muuuuuuuuuuuuuuuuuchas curvas. Saliendo de San Miguel de Tucumán, durante un viaje de aproximadamente 3 horas, el bus se va abriendo paso entre las montañas, como haciéndote una entrada triunfal al Norte Argentino y su cantidad de postales vivientes que te sacan el aliento.

Aunque en la previa, ya no podíamos respirar pero por otra cosa: la altura. Nuestros cuerpos, tan acostumbrados a la planicie, fueron receptores de nuevas y desequilibrantes sensaciones en las subidas y dobladas pronunciadas que hacía el ómnibus en dirección a un destino de más o menos 2000 metros de elevación (¡y esto era solo el comienzo!). Pero como en un concierto donde no te importa estar casi asfixiándote con tal de permanecer en primera fila, no nos perdimos ninguna de las vistas de los hermosos valles que emergían ante nuestros ojos.

En la terminal de Tafí, nos esperaba con un paraguas, botas de lluvia y una gran sonrisa, nuestra amiga Inés, la Trotamundos. Un remís fue esta vez el medio de transporte que nos llevaría a su hogar internado entre pendientes: una hermosa y acogedora cabaña que se iba minimizando ante el gran background del valle que tenía alrededor.

Un barrio en Tafí
El barrio de Inés en Tafí
Hermosa cabaña en Tafí
La hermosa cabaña

Lo que arrancó como un día fresco y lluvioso se entibió automáticamente al entrar a la casa. Inés y su familia no solamente nos cedieron su altillo con una imponente vista, sino que también nos fueron llenando de historias y de los productos de sus aptitudes culinarias.

Cuando las visitamos, se encontraban empezando un proyecto, que ya se hizo realidad: BioValle, un boliche de comida artesanal, con platos entrañables que derriten en tu lengua todo el amor con el que fueron fabricados (damos fe de lo delicioso que es todo!).

Al terminar de digerir y aunque la jornada estuvo gris y mojada, igual salimos a recorrer la ciudad. Y a pesar de que todo estaba cubierto de nubes, el paisaje era alucinante. Pasear por el Valle es un deleite: perderse por sus callecitas de piedra, entre las construcciones de adobe, intercaladas con estancias y cardos y con las montañas de fondo la experiencia era pura poesía visual. En el camino se volvió difícil avanzar sin detenernos a admirar cómo las edificaciones y el andar de las personas en su cotidianeidad, se fundían con la naturaleza viva en cada rincón.

Calles de Tafí
Calles de Tafí
Vista desde el puente en Tafí
Vista desde el puente
Las imponentes montañas presentes en las actividades cotidianas de los lugareños
Las imponentes montañas presentes en las actividades cotidianas de los lugareños.

Aparte de su belleza innata, Tafí es muy fértil y uno de sus puntos altos es el turismo de estancia. Inés nos comentó que el festival del queso es una de las atracciones del lugar; pero para disfrutarlo tendríamos que volver en algún febrero.

La gastronomía y el turismo de estancia son puntos fuertes en Tafí
La gastronomía y el turismo de estancia son puntos fuertes en Tafí

Por esta vez, no pudimos quedarnos a esperar que Tafí nos muestre su cara bajo el sol. Desde nuestro soñado refugio, cruzamos alambrados, caminitos angostos, vacas pastando hasta alcanzar la ruta donde nos subiríamos a un colectivo que nos llevaría a una nueva parada.

Valle de Tafí
Así nos despedía el valle

Nos despedimos de Inés y su familia con uno de esos abrazos que dan los que se van con el real anhelo de que todo se vuelva a repetir. Y partimos hacia la gran aventura que nos llamaba hacia Amaicha del Valle, pero esa es otra historia.

Info útil:

Cómo llegar desde San Miguel de Tucumán:

Desde la Terminal de San Miguel de Tucumán hay que abordar un ómnibus de la empresa Aconguija, que a nosotros nos costó 90 pesos argentinos. Los micros parten cada 2 horas aproximadamente (con menos frecuencia los findes).

 

Deja un comentario